Hay muchos factores que afectan al comportamiento de la bola y los cambios que se pueden realizar afectan a la cubierta, a los alveolos y al núcleo.
El factor más común que se mira cuando vamos a seleccionar una bola es el número de capas. Podemos encontrar bolas de una, dos, tres o multicapa. Las de una sola capa se suelen usar en los campos de prácticas. Las de dos capas son las más usadas por los jugadores aficionados por su duración y por la distancia que alcanzan. Son duras y generan escaso spin. Las de tres capas buscan proporcionar al jugador mayor sensación y spin. Son menos resistentes a los cortes. En las multicapas se intenta combinar la duración, la sensación y la distancia.

PESO
El peso de la bola no debe sobrepasar los 45,9 gramos. Sin embargo, está permitido cualquier peso inferior. La razón de esto, es que una bola más pesada puede alcanzar mayor distancia. Además, las bolas más ligeras se elevan más cuando el swing es lento. Es posible encontrar en el mercado bolas que son ilegales por exceder el peso y bolas super-ligeras, pero que sí son legales, para quien tenga un swing lento.

EL TAMAÑO
Una bola no puede tener un tamaño menor de 4,26 cm. (1,68 pulgadas). Una bola de menor tamaño vuela a mayor distancia al ofrecer menos resistencia. Las bolas extra grandes son legales y están diseñadas para reducir el hook y el slice.

LA CUBIERTA
Los materiales con los que se fabrican las cubiertas de las bolas son principalmente Balata, Surlyn, Zylin y Elastomer.

ACABADO
La pintura de la bola se mezcla con el Surlyn en el proceso de fabricación. Después se dan dos capas transparentes de poliuretano. El acabado final lo da un abrillantador óptico.

BOLA DE DOS CAPAS
Tradicionalmente era considerada como una bola para conseguir distancia. La tecnología actual ha logrado diseños más blandos que incluso son usados por los profesionales.

BOLA DE TRES CAPAS
Tradicionalmente la usaban los jugadores que estaban dispuestos a sacrificar unos metros para ganar tacto y efecto. Los nuevos diseños han eliminado ese intercambio.


BOLAS MULTICAPAS

Cada capa tiene como misión mejorar un tipo de golpe.
Un núcleo para conseguir distancia con el driver, capas intermedias para los golpes con hierros y envolturas para sensación máxima y spin.

EL VIENTO
El viento a favor afecta menos a la bola que el viento en contra. Si añadimos dos palos para golpear contra el viento, sólo deberemos rebajar uno para jugar a favor de ese mismo viento.
El viento de cara exagera los hooks y los slices.
Un viento que sopla bajo duplica su velocidad a los 30 metros del suelo, por lo que a una bola baja le afectará menos.

LA COMPRESION
Solo un jugador de handicap bajo será capaz de notar la diferencia entre una bola de compresión de 90 o 100.
El jugador de handicap bajo y los profesionales saben que cuanto más fuerte le peguen a la bola más la comprimirán y distorsionarán en el impacto. Así, los jugadores necesitan bolas de mayor compresión. El resto (handicap medio y alto) no tienen por qué preocuparse de la compresión, pero puestos a escoger, normalmente será mejor una bola de compresión 90.
También hay que tener en cuenta que la compresión sólo es importante en las bolas de tres capas, pues las de dos apenas sufren deformación, incluso cuando se las golpea con el driver.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×