El handicap de golf en un mecanismo que nos permite jugar con cualquier jugador, da lo mismo su nivel de juego, en cualquier campo de golf.

 

Imaginemos que un día tenemos la oportunidad de jugar con un gran jugador de golf, uno de esos en los que nos hemos fijado millones de veces para aprender, y cuando llegamos al tee del hoyo 1 descubrimos que la disparidad de juego es tan elevada que se hace imposible jugar contra él en igualdad de condiciones. Tendríamos que abandonar el tee cabizbajos y esperar a la próxima partida para competir con un jugador de características similares a las nuestras.

 

Afortunadamente esta situación no se da en el golf ya que cada jugador tiene su propio handicap de juego y gracias a él podremos competir contra cualquier otro jugador al igualar, a través del handicap, el nivel de ambos jugadores compensando siempre al jugador de peor nivel.

 

Así, nuestro idolatrado campeón tendrá un rival con el que competir, no simplemente haciendo menos golpes, como haría en un campeonato profesional, sino compensando la diferencia de handicap permitiendo un mayor número de fallos al jugador con mayor handicap, es decir, al jugador con menos nivel de juego.

 

Personalmente me imagino jugar con Tiger Woods y al firmar las tarjetas y despedirnos poder decirle “Tiger hoy te he ganado. Si quieres mañana jugamos otra.” ¿No es expléndido el sistema de handicap? De momento nos conformaremos con jugar cada día mejor y dejaremos esos sueños para otro día. Lo que nunca debemos olvidar es que si algún día al llegar al tee del 1 nos encontramos con ese jugador que veneramos y nos invita a jugar juntos, después de pellizcarnos la piel para descubrir que estamos despiertos, debemos tener en mente que el handicap es nuestro mejor aliado.

 

¿Qué es el handicap?

 

El handicap de golf es un sistema de compensación entre niveles de juego de forma que dos jugadores con distinto nivel de juego puedan competir en igualdad de condiciones.

 

La RFEG utiliza el sistema EGA para valorar nuestro handicap y es la propia Federación la que valora nuestro nivel de juego a través de las diferentes competiciones en las que participamos.

 

¿Cómo funciona el sistema handicap?

 

El sistema EGA es un sistema complejo de compensación de los diferentes niveles de juego pero se fundamenta en dos principios básicos: valorar el nivel de juego de cada jugador y valorar ladificultad del campo donde se juega.

 

Con estos dos principios cada jugador obtiene una serie de golpes que se suman al par del campo y que constituirán el, digámoslo así, nuevo par del campo para el jugador.

 

De esta forma, si un jugador profesional debe hacer los 18 hoyos en 72 golpes un jugador con handicap 36 podría completar la vuelta en 108 golpes, por poner un ejemplo, y ganar al profesional. Dicho de otra forma: todos juegan en un mismo campo pero con objetivos diferentes y aquel que consiga mejor resultado respecto a su objetivo ganará al otro.

 

¿Cómo obtener el handicap?

 

Para obtener el handicap es necesario pasar un examen teórico y práctico que valore nuestro nivel de juego. Para ello lo más recomendable es hablar con el club donde normalmente realizamos nuestros entrenamientos y el profesional del club podrá valorar nuestro nivel y facilitarnos el handicap.