EL GOLF ES DE LOS POCOS DEPORTES QUE SE PUEDE PRACTICAR EN FAMILIA EN IGUALDAD DE CONDICIONES. POCOS DEPORTES PUEDEN PRESUMIR DE TENER TANTAS EDADES JUNTAS COMPITIENDO, YA QUE LOS NIÑOS PUEDEN EMPEZAR A JUGAR A PARTIR DE LOS 5 AÑOS

La mayoría de golfistas recomienda empezar a jugar a golf a partir de los 5 años, cuando los niños empiezan a desarrollar la coordinación motora. Es un deporte que, a diferencia de otros, desarrolla la mente y el cuerpo al mismo tiempo ya que, aunque pueda parecer muy estático, para aprender a jugar los niños han de desarrollar fuerza, estabilidad, flexibilidad y coordinación con el fin de golpear la bola adecuadamente.

La técnica en este deporte es fundamental ya que a medida que se va desarrollando el partido los niños han de elegir entre las opciones y tomar decisiones ante cada golpe para lograr resolverlo de la mejor forma posible.

Reglas de cortesía

Cada vez más padres optan por el golf para sus hijos, sobre todo porque es un deporte en el que el “fair play” (juego limpio) es esencial y los niños han de aprender y poner en práctica las llamadas reglas de cortesía. Estas reglas incentivan el respeto a los demás jugadores, el buen comportamiento en el campo de golf y el cuidado del entorno natural en el que se juega

De esta forma, los niños no sólo aprenden a jugar sino también a comportarse ya que no están permitidos en el terreno de juego gestos despectivos hacia los contrincantes.

Un deporte diferente

El ambiente en un campo de golf invita siempre a la concentración y la relajación, es de los deportes más estratégicos que hay y también uno de los más socializadores ya que todos los participantes avanzan juntos. Entre tiro y tiro hay tiempo para comentar las jugadas.

De la misma forma, en el golf se incentiva el afán de superación ya que los niños disfrutan más a medida que van mejorando, batiendo sus propios récords y tratando, efectuar cada vez el menor número de golpes posibles. De esta forma se potencia la competencia positiva.

A través del golf se busca que estos niños mejoren su calidad de vida e incrementan sus habilidades en un entorno privilegiado de contacto directo con la naturaleza